PROCESOS

En la viña, como en la vida, el tiempo no para ni espera a nadie, la vida empieza, se acaba y vuelve a empezar, no hay tregua. En MasVida cada año intentamos superarnos, las cosechas varían, nunca hay una igual a otra y con cada una disfrutamos como si fuera la primera o como si fuera la última.